Bryan Stephen Contreras Ángel

bryan_Ni

" No sólo es importante tener constancia en el hacer, sino también en el pensar "


Estoy en el Country Club de Bogotá. Allí soy auxiliar de cocina y de repostería, llevo casi tres meses. Estoy haciendo mis pasantías, en la semana estoy de martes a domingo. Los horarios son rotatorios, pero aun así, me ocupan buena parte del día.

Mi ingreso al club, fue bastante particular. Primero, me encomendé mucho a Dios, le entregué todo a Él. Sin que hubiera pasado algo todavía, le daba las gracias por anticipado. Por el camino se me presentaron varias opciones, pero algo pasaba y no las tomaba. Por cosas de Dios, se me apareció ésta...me llamaron para hacer la entrevista. Primero presenté las pruebas psicotécnicas, al día siguiente me presenté ante el chef...estaba muy nervioso, porque él, es muy conocido en el medio. Empezó haciéndome varias preguntas, luego revisó mi hoja de vida...algo que le llamó la atención, fue el que tuviera muchos cursos relacionados con mi oficio, y...en lo que se presente. He tratado de prepararme lo más que pueda, me gusta aprender y ocupar mí tiempo. Yo presenté ésta entrevista, en compañía de otro muchacho. En algún punto el chef, nos pidió a cada uno, que hiciéramos una oración...cada uno la hizo desde su sentir. La tercera parte para aplicar con ellos, fue la médica. Después de cuatro días, me llamaron...estuve muy impaciente, pero finalmente se me dieron las cosas.

En mi primer día, estuve pelando espárragos. Fueron ocho cajas, en cada una, había cien espárragos. Sobre la marcha, aprendí a hacerlo. Cuando ya terminé, me mandaron a repostería...he aprendido y he reforzado cosas. Ya sé hacer muchos más postres...ahí ellos me comparten cómo preparar más recetas.

A los quince días de estar en el club, me encontré con el chef ejecutivo, el mismo que me hizo la entrevista. Me preguntó qué cómo me sentía, qué cómo estaba mi familia. Dentro de las cosas que hablamos, me dijo que todo el personal que él recibía, lo hacía bajo la dirección de Dios...que a pesar de que él es católico, y yo cristiano; la fe y la voluntad de Dios, nos había unido.

Claro que aprendido mucho desde lo profesional...pero quizá lo que más he aprendido, es a fortalecer mi carácter, he ganado seguridad en lo que hago. Doy por hecho que, las técnicas y los aprendizajes en cocina, se pueden llevar más allá, para ofrecer la mejor calidad. He adquirido rapidez...a veces me piden varias cosas al tiempo, el reto es que se maneje a la perfección las cocciones, los tiempos y las presentaciones.

¿Qué pasó con mi iniciativa de negocio?...sí es verdad. En una entrevista pasada, yo había hablado sobre un pequeño negocio de postres. Eso fue como el año pasado. Pues...no continué con él. Porque no me queda tiempo para dedicarle. Sin embargo aprendí, que cualquiera que sea el producto que uno ofrezca, debe ser hecho con amor y pasión, para que sea grandioso...sin importar las complicaciones que se presenten en el camino.

Cuando termine mis pasantías, me gustaría trabajar y estudiar en Francia...me gustaría ser un chef ejecutivo, todo está en manos de Dios...en el confío.

Yo quisiera decir ya para terminar, que... vale la pena confiar y esperar en la voluntad de Dios...en Él no existen casualidades, sino propósitos. Que si se tiene actitud, se puede llegar a hacer grandes cosas. Que es importante tener disciplina...para mí, no sólo es importante tener constancia en el hacer, sino también en el pensar.


Bryan Stephen Contreras Ángel.

Estudiante del taller de cocina, próximo a certificarse.


Volver

________________________________
 
           facebook-50pxyoutube-50pxTelefono-50px



catalogo_2014_down



Panade_down


escuela_restaurante_down



petc_down

AECID UE MS Cuso USAID CAF

SENA AMIGOS MINCULTURA2 OIM BWFF