Javier Villamizar, un egresado, que aprende enseñando.

javier_villamizar_2
" Así como a mí me enseñaron, yo quiero enseñar "

Estoy dictando clases de ensambles manuales y máquinas, a personas ex habitantes de calle, como parte de su proceso de resocialización. Estoy en eso, desde principios de enero...me dicen profe, pero de ahí a serlo, me falta tiempo.

Yo nunca me imaginé que tuviera paciencia, para estar con ellos. Sí son evidentes los años. Son mayores que yo. Algunos hasta han sido carpinteros, saben más que yo. Y finalmente tienen una historia de vida ¡grandísima!. Siento que todo eso ha hecho que me emocione con la enseñanza, es un reto, pero sobre todo una responsabilidad. Ya no estoy a cargo de mí mismo, sino también de otros...que cuidado se cortan, que hacerme entender...que preguntarles si me están entendiendo. Con frecuencia me corchan, eso hace que quiera investigar más, aprender más, para poder enseñarles. Eso es algo que me hace muy feliz y que he descubierto, que lo brinda la enseñanza. Aprendo mucho en la medida, que enseño. Ahí me acuerdo mucho de la Escuela con aprender haciendo, y también del profesor Fernando Roa, que siempre nos decía, que es preferible hacer las cosas bien, y no de afán y mal hechas. Dos de mis alumnos, me dijeron hace unos días...que conmigo habían aprendido a ser pacientes, que eso era algo que no habían experimentado.

En mi casa, están muy felices por mí. Me apoyan bastante, por ejemplo mi mamá, me recuerda cosas que tengo pendientes por hacer...pero por encima de todo, es el apoyo moral, eso me da mucha estabilidad. Aunque es la primera vez que enseño, creo que es muy importante para que alguien que va a empezar a hacerlo, el planear las clases, el presentarles a los alumnos las reglas de juego en clase...tener mucha claridad en eso. Tener muy presente la serenidad y tranquilidad para decir las cosas. Estar siempre dispuesto a explicar un tema 1 o 10 veces, mejor dicho, las veces que sean necesarias...porque para eso está uno ahí. A un estudiante le diría, que vaya convencido de lo que va a estudiar, o que por lo menos respete el espacio de clase y el proceso de aprendizaje de los otros.

Estar con estas personas, que un día estuvieron en la calles, me ha recordado que la solidaridad y la nobleza existen, ellos se tratan así. He cambiado mi percepción con respecto a ellos, cuando veo personas que aún están en la calles, entiendo muchas cosas de la vida...los vicios conducen a hacer cosas que son del momento. Cuando recién me dijeron que iba a trabajar con ellos, me alcancé a asustar. En ese instante pensaba más, todo lo que uno había escuchado, o le habían dicho sobre ellos...ahora me doy cuenta, de que son como niños...se quedaron en la edad, en que empezaron a consumir.

Me siento muy privilegiado, porque recién salí de la Escuela, y ya tengo un trabajo. Gracias a muchas personas de la Escuela que creyeron en mí, a través del tiempo que estuve como estudiante. Así como a mí me enseñaron, yo quiero enseñar. Quiero que muchas personas se enamoren del oficio y que se den cuenta, de que cuando a uno le gusta algo y se lo imagina ¡se da!.
 


Volver

________________________________
 
           facebook-50pxyoutube-50pxTelefono-50px



catalogo_2014_down



Panade_down


escuela_restaurante_down



petc_down

AECID UE MS Cuso USAID CAF

SENA AMIGOS MINCULTURA2 OIM BWFF